Ucrania.- Mueren un cámara y una periodista ayudante de Fox News heridos en un ataque a las afueras de Kiev

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) –

El camarógrafo Pierre Zakrzewski y la periodista ucraniana Oleksandra Kuvshinova, quienes trabajaban para la cadena de televisión estadounidense Fox News, han fallecido este martes como consecuencia de un ataque el lunes en las inmediaciones de la capital de Ucrania, Kiev.

En un primer lugar, la cadena ha confirmado la muerte de Zakrzewski, si bien más tarde ha lamentado también el fallecimiento de Kuvshinova, quien se desempeñaba como ayudante del periodista Benjamin Hall, quien también resultó herido en el ataque.

De hecho, la consejera delegada de Fox News, Suzzane Scott, ha reconocido que se ha tardado más en informar de la muerte de Kuvshinova por respeto a su familia con la que la cadena, ha asegurado, ha estado en contacto «en todo momento» y a quien ha trasladado sus condolencias.

La directiva de Fox News, ha recordado la «pasión y el talento» del cámara, quien ofreció sus servicios en conflictos como Irak, Afganistán o Siria, así como el «increíble talento» de Kuvshinova, quien tenía apenas 24 años y ayudaba a Hall con las traducciones e indicaba los trayectos por la capital.

Hall, Zakrzewski y Kuvshinova se encontraban cubriendo el conflicto en Ucrania cuando fueron víctimas de un ataque al vehículo en el que viajaban. El periodista sigue hospitalizado y Scott le ha deseado una pronta recuperación.

La comisionada de Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania, Liudmila Denisova, ha cifrado en al menos tres los periodistas fallecidos en el país en el marco del conflicto. Más tarde, el asesor del Ministerio del Interior, Anton Gerashchenko, ha reconocido la muerte de Zakrzewski y Kuvshinova, con lo que el balance aumenta hasta al menos cinco profesionales muertos.

Según Denisova, «los ocupantes rusos están luchando contra la cobertura objetiva de sus crímenes de guerra en Ucrania» y están «matando y disparando» a los periodistas que cubren los acontecimientos en el país.

Además, ha denunciado que Rusia está intentando «imponer la propaganda y la ideología racistas y suprimir todos los demás recursos de información» y que, para ello, a lo largo de las últimas semanas ha atacado las torres de televisión de Kiev, Lutsk y Rivne.

Compartir:

Destacados