Ucrania dice que la región de Jersón se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria por la ofensiva rusa

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) –

Las autoridades de Ucrania han señalado este jueves que la región de Jersón, situada en el sur del país, se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria a causa de la ocupación de las fuerzas rusas, en el marco de la invasión iniciada el 24 de febrero por orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La comisaria para Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania, Liudmila Denisova, ha indicado que «debido a la ocupación temporal de asentamientos en la región, especialmente los pequeños, la gente tiene una escasez crítica de medicinas y a veces de alimentos».

«No parece posible entregar ningún tipo de bien desde otras regiones de Ucrania debido a las acciones agresivas y los ataques de los ocupantes racistas», ha manifestado, antes de agregar que en la región hay también problemas con el suministro de agua, electricidad y gas, según ha recogido la agencia de noticias Ukrinform.

Denisova ha denunciado además que las fuerzas rusas están abriendo fuego contra los civiles que protestan contra la situación y ha denunciado que esto supone una grave violación de las Convenciones de Ginebra, por lo que ha pedido acciones internacionales para detener la invasión.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, resaltó el martes que el Ejército ruso contraba ya la totalidad de la región de Jersón. «Las Fuerzas Armadas de Rusia han tomado el control total de la totalidad del territorio de la región de Jersón», destacó.

Moscú anunció la toma de la ciudad de Jersón –capital de la provincia, en la que viven cerca de 280.000 personas– durante la jornada del 2 de marzo. Desde entonces ha mantenido su ofensiva para intentar controlar la total de la provincia.

Compartir:

Destacados