Trump ha asegurado que la empresaria Elena Baturina, viuda del antiguo alcalde de Moscú, Yury Luzhkov, entregó 3,5 millones de dólares a un fondo de inversión el que el hijo de Biden tenía intereses.

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) –

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump ha sugerido al presidente ruso, Vladimir Putin, que presente pruebas sobre el supuesto tráfico de influencias que habría cometido el hijo Joe Biden, Hunter, durante su etapa como accionista en varias empresas energéticas en el este de Europa, entre ellas la ucraniana Burisma.

Trump ha asegurado que la empresaria Elena Baturina, viuda del antiguo alcalde de Moscú, Yury Luzhkov, entregó 3,5 millones de dólares a un fondo de inversión en el que Hunter tenía intereses. «Creo que ahora Putin sabría la respuesta a esto. Creo que debería publicarlo», ha dicho en una entrevista concedida a ‘Real America’s Voice’, que recoge este miércoles NBC.

«Ahora que Putin no es exactamente un fanático de nuestro país, dejen que se explique, ¿por qué la esposa del alcalde de Moscú les dio a los Biden, a ambos, 3,5 millones de dólares? Eso es mucho dinero», ha acusado Trump.

«Creo que deberíamos conocer esa respuesta», ha insistido Trump en relación a un asunto que ya se encargó de utilizar durante los debates electorales de las pasadas presidenciales en base a una investigación de los republicanos del Senado sobre el papel que el hijo del presidente de Estados Unidos habría tenido en varias empresas que operan sobretodo en esa parte de Europa.

Aquel informe señaló que Hunter, al frente del consejo de administración de Burisma, habría incurrido en un supuesto «conflicto de intereses» ya que se desempeñó en esas actividades cuando su padre era vicepresidente de Estados Unidos, además de acusarle de recibir «transacciones financieras cuestionables» por parte de «sus asociados extranjeros».

El equipo legal de Hunter Biden negó repetidamente las conclusiones de este informe y aseguró que no tenía ningún activo o interés en ese fondo de inversión –Rosemont Seneca Thornton– por lo que nunca recibió dicha cantidad.

No es la primera vez que Trump se dirige a las autoridades de esa parte del mundo para atacar a sus rivales políticos. Durante la campaña de 2016, confió en que Rusia pudiera encontrar «los 30.000 correos electrónicos que faltan» de Hillary Clinton, su rival en aquellas elecciones, cuando era secretaria de Estado.

Una vez al frente de la Casa Blanca, y con Biden buscando la nominación como candidato demócrata a las elecciones, Trump presionó al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, para que abriera dos investigaciones sobre las supuestas corruptelas del ahora presidente de Estados Unidos y otra sobre su hijo Hunter, una maniobra que le costó su primer ‘impeachment’ en el Congreso.

Compartir:

Destacados