​Sus Majestades los Reyes presidieron el acto en el que la Fundación del Círculo del Liceo de Barcelona celebra su 175º aniversario.

Sus Majestades los Reyes presidieron el acto en el que la Fundacion del Circulo del Liceo de Barcelona celebra su 175o aniversario

Don Felipe y Doña Letizia acceden al Gran Teatre del Liceu

Con unas breves palabras del presidente del Círculo del Liceo, Francisco Gaudier, dio comienzo la gala, que continuó con la entrega por parte de Sus Majestades los Reyes de las Medallas de Oro del Círculo del Liceo a Salvador Alemany, en nombre del Gran Teatro del Liceo, y a sus expresidentes, Sres. Cuatrecasas, Maragall y García-Nieto, respectivamente. Salvador Alemany, en nombre de los premiados, pronunció unas breves palabras de agradecimiento por la concesión de las medallas.

Un recital, a cargo de a cargo del pianista Albert Guinovart y la soprano Ermonela Jaho y la proyección del documental, «Círculo del Liceo», pusieron el broche final a la Gala, en la que Don Felipe y Doña Letizia conversaron con los asistentes e invitados a la misma.

Sus Majestades los Reyes fueron recibidos a su llegada al Círculo del Liceo por el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta; la delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Cataluña, María Eugenia Gay; el presidente del Círculo del Liceo, Francisco Gaudier; el presidente del Patronato del Gran Teatro del Liceo, Salvador Alemany; el primer teniente de Alcaldía, Jaume Collboni; y por la vicepresidenta primera del Círculo del Liceo, Ernestina Torelló.

Seguidamente, Don Felipe y Doña Letizia saludaron a los miembros de la Junta de Gobierno del Círculo del Liceo y a sus expresidentes, Carlos Cuatrecasas, Joan Antón Maragall e Ignacio García-Nieto, así como al director general del Gran Teatro del Liceo, Valentí Oviedo.

El pasado 4 de abril Su Majestad el Rey recibió en audiencia en el Palacete Albéniz, a la Junta de Gobierno y al personal del Círculo del Liceo. También, el 20 de febrero de 2017 Su Majestad la Reina Doña Sofía recibió la Medalla de Oro del Círculo del Liceo en reconocimiento a su labor humanitaria y su apoyo a las artes musicales y culturales.

El Círculo del Liceo es un club privado, de estilo inglés, con un patrimonio artístico único y con cerca de un millar de socios que ofrece una serie de elegantes salones, sala de conferencias, biblioteca, restaurante y muchos otros servicios en un edificio emblemático de la ciudad de Barcelona que comparte con el Gran Teatre del Liceu.

Inaugurado en 1847. Cada año se realizan numerosos actos, recitales, conciertos, conferencias, presentaciones, entregas de premios, fiestas y homenajes en los que participan tanto los socios como las personalidades de la vida cultural de esta ciudad y de otras localidades de España.

Debido a su proximidad con el Gran Teatre del Liceu –edificios adyacentes– y a sus orígenes comunes, entre sus socios se cuenta la mayoría de abonados que fueron propietarios del coliseo barcelonés hasta 1995, por lo que concurren habitualmente a las óperas y conciertos del espacio lírico barcelonés.

Inaugurado en 1847. Cada año se realizan numerosos actos, recitales, conciertos, conferencias, presentaciones, entregas de premios, fiestas y homenajes en los que participan tanto los socios como las personalidades de la vida cultural de esta ciudad y de otras localidades de España.

Debido a su proximidad con el Gran Teatre del Liceu –edificios adyacentes– y a sus orígenes comunes, entre sus socios se cuenta la mayoría de abonados que fueron propietarios del coliseo barcelonés hasta 1995, por lo que concurren habitualmente a las óperas y conciertos del espacio lírico barcelonés.

Inaugurado en noviembre de 1847, poco más de medio año después de la inauguración del Gran Teatre del Liceu, ofrece a sus socios un ambiente elegante compuesto por numerosos y cuidados salones, ejemplos destacados del Modernismo, miradores, sala de conferencias y audiciones, restaurante, biblioteca y otros servicios.

La exuberante decoración modernista que abunda en la mayoría de sus estancias está conformada por una importante colección de obras artísticas, especialmente pintura y escultura, que no tienen parangón alguno en la ciudad por su importancia y excelente estado de conservación. En 2010 se ha incorporado, por ejemplo, un conjunto de grabados de Antoni Tàpies dedicados a Richard Wagner para redecorar la antigua sala de cartas del segundo piso.

Fuente: Casa de SM el Rey