Suiza levanta las últimas restricciones para frenar la pandemia

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) –

Suiza ha levantado este viernes las últimas restricciones impuestas para frenar la propagación de la COVID-19, por lo que los contagiados ya no tendrán que guardar cuarentena y la ciudadanía no deberá utilizar mascarilla en el transporte público y en los centros sanitarios.

«La situación ha vuelto a la normalidad», ha indicado el Gobierno suizo en un comunicado, en el que ha precisado que la «responsabilidad principal» de imponer medidas adicionales para proteger a la población ahora recae en los niveles locales de la Administración.

Con la supresión de las últimas medidas, Suiza inicia lo que ha llamado «fase de transición con mayor vigilancia y capacidad de respuesta», que se extenderá durante la primavera.

El Gobierno suizo ha decidido levantar las restricciones por el «alto» nivel de inmunización de la población y que no ha habido «un aumento significativo» del número de pacientes con COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos en las últimas semanas, aunque ha reconocido que el número de contagios «ha vuelto a subir».

No obstante, ha incidido en que «una amenaza para la salud pública es poco probable en los próximos meses», aunque ha admitido que el «curso de la pandemia no se puede estimar de manera confiable». «Lo más probable es que la COVID-19 no desaparezca sino que se vuelva endémico, es de esperar que también haya olas estacionales de la enfermedad en el futuro», ha agregado.

Las autoridades sanitarias suizas han contabilizado más de 9.800 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas. Hasta el momento, Suiza cuenta con más de 3,5 millones de contagiados desde que comenzó la pandemia, mientras que más de 13.000 personas han muerto a causa de la enfermedad. El 42,5 por ciento de la población cuenta con tres dosis de la vacuna contra la COVID-19.

Compartir:

Destacados