Reino Unido no planea hacer pruebas de COVID a viajeros procedentes de China

Reino Unido no planea hacer pruebas de COVID a viajeros procedentes de China

FOTO DE ARCHIVO. Viajeros junto a su equipaje en el Aeropuerto Internacional de Pekín-Capital, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Pekín, China, el 27 de diciembre de 2022. REUTERS/Tingshu Wan

29 dic (Reuters) -Reino Unido no tiene previsto reintroducir las pruebas de COVID-19 para quienes lleguen al país, dijo el jueves un portavoz del Gobierno británico, en contraste con la creciente lista de países que exigen pruebas a los viajeros procedentes de China.

«No hay planes para reintroducir las pruebas de COVID-19, ni requisitos adicionales, para las llegadas a Reino Unido», dijo el portavoz al ser preguntado por un artículo del diario The Telegraph, que afirmaba que el Gobierno británico estudiaría la posibilidad de imponer restricciones a las llegadas desde China.

Varios países, entre ellos Italia y Estados Unidos, han anunciado esta semana la obligatoriedad de realizar pruebas a los viajeros procedentes de China, donde los casos están aumentando tras la decisión de Pekín de levantar la política de «cero contagios» frente al COVID-19.

Según el artículo, se espera que responsables del Ministerio de Transportes, del Ministerio del Interior y del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social británicos decidan si Reino Unido debe seguir el ejemplo de otros países e imponer restricciones a los viajeros procedentes de China.

A primera hora del miércoles, el portavoz del primer ministro afirmó que el Gobierno británico seguirá vigilando los casos de COVID-19 en Reino Unido.

«Seguiremos asegurándonos de que contamos con la vigilancia necesaria», afirmó.

Pero cuando se le preguntó específicamente sobre las restricciones a los procedentes de China, dijo: «Eso no es algo que estemos estudiando».

Reino Unido, que estuvo dirigido por Boris Johnson cuando la pandemia se desató en 2020, ha sido criticado por su gestión de la crisis sanitaria, al tardar en detectar la llegada de las infecciones y en aplicar un confinamiento en comparación con otros países importantes.