PACMA se reúne con la Dirección General de Derechos Animales y exige que cumpla los acuerdos de coalición entre PSOE y Podemos en materia de protección animal

El Partido Animalista ha criticado que, en más de dos años, aún no hayan cumplido con ninguna de las promesas sobre protección animal plasmadas en el Acuerdo de Coalición entre PSOE y Podemos.

Madrid, 26 de enero de 2022 – Tres miembros de la Junta Directiva de PACMA (Javier Luna, presidente, Cristina García, vicepresidenta y Ana González, vocal) y la asesora jurídica de PACMA especializada en protección animal Eva Ramos, han asistido a una reunión con Sergio García Torres, Director General de la DGDA. El objetivo principal ha sido, según palabras de la formación animalista, «averiguar por qué no se ha cumplido aún con ninguno de los compromisos que se establecieron en el acuerdo de coalición entre PSOE y UP y que prometían mejoras y avances que no llegan».

PACMA: aún no se ha aprobado la Ley de protección y derechos de los animales, no se ha reducido la fiscalidad de los servicios veterinarios, y no se ha incluido a los animales silvestres en el delito de maltrato animal, cuyas penas tampoco se han revisado.

«Los animales llevan ya muchos años esperando»

Si bien existen «innumerables problemáticas que abordar», PACMA ha traído a la palestra los asuntos que más urgencia refieren en materia de protección animal.

PACMA ha mostrado su enorme preocupación ante la pretendida reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, mediante la cual las entidades de protección animal y otros partidos políticos, como PACMA, no podrían ejercer la acusación popular frente a los delitos de maltrato animal. De llevarse a cabo, «cuando el investigado por un delito de maltrato animal sea el titular o poseedor del propio animal (algo, lamentablemente, muy habitual), no habría acusación particular ni popular, y solo podría presentar acusación el Ministerio Fiscal, que habitualmente solicita el mínimo de pena prevista».

PACMA alude directamente a la responsabilidad de este órgano para frenar un cambio que, de aprobarse, aseguran «será catastrófico para los animales y un lujo para los maltratadores».

Para PACMA, la Ley que se está preparando «es muy mejorable»

Respecto a la Ley de Protección Animal, por cuyo estado de tramitación también se ha preguntado, PACMA ha destacado que «contiene previsiones que podrían ser muy perjudiciales«. Por ejemplo, en el borrador de esta Ley se definen los derechos de los animales como “obligaciones de buen trato y protección a favor de los animales que el ordenamiento jurídico impone a las personas”.

La formación animalista critica que un órgano como la DGDA establezca un definición de derechos de los animales en tal sentido, lo que consideran una falta de seriedad y respeto absoluto hacia los derechos de quienes tienen que amparar: «todas las leyes de protección animal establecen, desde hace décadas, obligaciones de buen trato y protección hacia los animales. ¿Desde cuándo eso son «derechos» para los animales?».

Otro asunto que preocupa mucho al Partido Animalista es que en la Ley que se está elaborando se otorgue un trato diferente a los animales utilizados como herramientas de caza. El Director General les ha confirmado que no estarán excluidos del ámbito de aplicación de la Ley, pero no ha garantizado que vayan a tener la misma consideración que el resto de animales de compañía, algo «inaceptable» para PACMA, que recuerda que «desde el Parlamento Europeo ya se advirtió al Gobierno que no hay nada que justifique un trato diferente a estos animales».

PACMA critica que precisamente esta distinción les convierte en animales de segunda que los cazadores creen que pueden usar y tirar».

A propósito de la definición de «animal de compañía» expuesta por la DGDA, PACMA afirma que, en ese supuesto, «no se podrían considerar animales de compañía los caballos, cerdos, gallinas, etc. Establecer esta definición en base a una enumeración taxativa de especies es un error de graves consecuencias».

También han exigido que esta Ley ampare a los animales domésticos para que no puedan ser utilizados en circos, protección que, según el borrador elaborado por la DGDA, quedaría reservada exclusivamente a los animales «silvestres» cuando, según PACMA «quieren hacer referencia a los animales salvajes, que se definen de otra forma».

El Partido Animalista también ha aludido a la necesidad de que «mediante la modificación del delito de maltrato animal se proteja a todos los animales. El Director General nos informó que la intención de la DGDA es que estén protegidos todos los vertebrados. Le advertimos que, en tal caso, quedarían desprotegidos animales tan sensibles e inteligentes como los pulpos, y quedó en estudiar nuestra propuesta».

Otro asunto cuestionado ha sido el del establecimiento de pruebas de validación para determinar la «sociabilidad» de los perros. Según la DGDA les ha informado, la pretensión es la de desestigmatizar a los perros de determinadas razas, pero estas evaluaciones se impondrán a los perros a partir de un determinado peso. Esto, explica PACMA, señalará igualmente a los perros de las razas que puedan superar ese peso, por lo que no lo ven como una solución plausible.

Según el borrador publicado por Dirección General de Derechos Animales, «todos los perros deberán cumplir los criterios de clasificación por sociabilidad, cumpliendo los mecanismos de validación de comportamiento y socialización determinados reglamentariamente». A esto, el Partido Animalista ha preguntado que «¿qué ocurrirá con los animales que, eventualmente y por circunstancias ambientales, puedan ponerse nerviosos y no pasar la prueba?»

El establecimiento del número máximo de animales a 5 en viviendas o establecimientos no comerciales tampoco ha parecido oportuno al partido en defensa de los animales, si bien «cada condición de tenencia debería ser evaluada individualmente».

PACMA ha recordado a Sergio García Torres que «existen casas de acogida que dan cobijo a camadas completas hasta el momento de su adopción, o personas que tienen el espacio y los medios necesarios para adoptar y mantener a más de 5 animales, ¿por qué negarles esa posibilidad?».

La problemática de los santuarios

«La DGDA afirma que no puede evitar que los santuarios deban seguir inscribiéndose como explotaciones ganaderas y que los animales por ellos acogidos no puedan ser considerados animales de compañía», apunta el Partido Animalista.

En Cantabria, PACMA logró que fuese aceptada su propuesta de regulación para este tipo de entidades: «los animales allí acogidos en los santuarios tendrán la consideración de animales de compañía. No son animales criados o mantenidos para la producción de alimentos, lana o pieles, por consiguiente, no les serán de aplicación las normas y protocolos establecidos para los animales en las explotaciones ganaderas, excepto salvedades puntualizadas por el Gobierno cántabro respecto a cuestiones relacionadas con el control de enfermedades establecidas en el marco Europeo».

Por otro lado, PACMA ha cuestionado a la DGDA su desinterés por derogar la Ley aprobada por el PP en 2013 que regula la tauromaquia como patrimonio cultural: «que impide que las CCAA puedan prohibir las corridas, como Cataluña, o regularlas, por ejemplo, sin muerte, como Baleares».

De igual modo, la formación política aclara que tampoco cree que sea necesario seguir debatiendo «a esta alturas» si se debe permitir o no «la tortura animal» en las plazas de toros.

Estos y otros asuntos de gran relevancia en lo que respecta a la protección animal en España fueron tratados en el transcurso del encuentro.

Compartir:

Destacados