PACMA denuncia un criadero ilegal en Algeciras (Cádiz)

El Partido Animalista ha interpuesto denuncia por posible maltrato animal e incumplimiento de los requisitos legales relativos a la cría y venta de animales, así como por la posible infracción de la normativa relativa al comercio electrónico.

Cádiz, 28 de diciembre de 2021.- El Partido Animalista ha denunciado un criadero presuntamente ilegal de perros en una vivienda particular en Algeciras (Cádiz). A raíz de los testimonios de varias personas, la formación ha tenido conocimiento de la presencia de más de 20 perros de la raza bulldog francés tanto en el patio como en el interior de esta vivienda, algunos de los cuales se encontraban encerrados permanentemente en jaulas, en condiciones de higiene pésimas y que, además, estarían sufriendo agresiones físicas.

Asimismo, en imágenes y vídeos recabados se puede observar que en el patio también hay animales encerrados en jaulas y se ve cómo son mojados con una manguera con mucha presión y cantidad de agua, incluso cuando las temperaturas son bajas como en esta época del año. La formación también ha tenido conocimiento del fallecimiento de uno de los perros.

Desde PACMA luchan para acabar con la cría y compraventa de animales, pero, mientras tanto, trabajan para vigilar y restringir al máximo esta actividad.

El negocio en cuestión dispone de perfiles de Facebook y páginas web en las que se ejerce tanto la venta encubierta como explícita de estos animales. Además, en la página y en uno de los perfiles de dicha red social también se muestran loros grises africanos para su venta, una especie protegida y sometida a control legal de importación y exportación (convenio CITES). 

Por todo esto, PACMA ha interpuesto denuncias por posible maltrato animal e incumplimiento de los requisitos legales de centros de cría y venta de animales, así como por la posible infracción de la normativa relativa al comercio electrónico.

Desde el Partido Animalista continúan luchando contra la compraventa de animales, un negocio basado en la crueldad y la explotación, pero, mientras tanto, recuerdan que trabajan para restringir y vigilar al máximo esta actividad.

Compartir:

Destacados