PACMA acusa la muerte a tiros de un perro callejero en Zamora

Zamora, 05 de febrero de 2022 – PACMA ha denunciado y condenado públicamente el acto de crueldad perpetrado, presuntamente, por un vecino del zamorano pueblo de Puercas de Aliste. La formación política ha difundido unas imágenes en las que se puede ver el cadáver de un perro tendido en el suelo. El animal habría sido abatido con un arma de fuego en pleno casco urbano por uno de los habitantes de la zona que, según testimonios «hacía tiempo que quería matarlo».

La triste historia de Zeus

Zeus era un perro de tantos. De esos que, nadie sabe cómo pero todos saben por qué, acaban viviendo (más bien sobreviviendo) en las calles. Este animal era bien conocido en el pueblo, y era alimentado por varios vecinos, quienes le otorgaron variedad de nombres a lo largo de su vida.

Los vecinos que denunciaron los hechos y que se encargaron de su alimentación hasta el último momento, declararon al Partido Animalista que, a pesar de ser un animal muy tranquilo y que jamás dio ningún problema, había varios vecinos a los que no les gustaba y «querían matarlo«.

A este respecto, la formación política ha afirmado que «la situación también ha traído consecuencias muy graves de salud a la familia que cuidaba del perro. Nos consta que lo hacía una señora muy mayor que le tenía mucho aprecio y que tuvo que ser trasladada al hospital esa misma noche tras escuchar los tiros y encontrarse con semejante escena».

Según PACMA, «tal y como está la legislación en materia de protección animal, quien quería acabar con su vida podía saber que las consecuencias eran prácticamente inexistentes y por eso decidió coger su escopeta y pegarle un tiro». «Esto es lo que se consigue cuando vives en un país en el que los únicos que se preocupan por los animales son los ciudadanos; si nos fijamos en los legisladores, el ejemplo que tenemos es paupérrimo. Sus vidas no valen nada, y sus muertes tampoco», afirman.

Una historia que se repite

Lamentablemente, en España no es la primera vez que cualquiera toma un arma, ya sea de fuego, fogueo, blanca o sus propias manos, y la utiliza contra un animal indefenso. Al margen de la caza, PACMA recuerda casos similares muy sonados, como el de Sota, la perra tiroteada por un guardia urbano en Barcelona en el 2018; el caso de Santa Colma del 2021 en el que otro perro fallecía por disparos; el caso de Timple, un perro muerto por asfixia mecánica en Lanzarote en el 2020; o trágico caso de la perrita Alma, muerta por apaleamiento y disparos de una cazador de Lugo en 2019.

El Partido Animalista afirma que la frecuencia con la que ocurren estas «barbaridades» son consecuencia de la laxitud de la legislación, que parece «no tener prisa por cambiar».

PACMA ha anunciado que no descarta medidas legales para este caso, que una vez más sobrecoge a la sociedad y ayuda a concienciar sobre el peligro que constituyen las armas de fuego puestas a disposición de los civiles para la práctica de la caza u otras actividades.

Compartir:

Destacados