Once CCAA tendrán hoy riesgo por lluvia, viento u oleaje y la borrasca ‘Celia’ se desplaza al Mediterráneo

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) –

Once comunidades autónomas tendrán hoy avisos de riesgo o riesgo importante (naranja) por lluvia, viento o fenómenos costeros, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera que el episodio de polvo sahariano en suspensión comience a remitir.

Así, el riesgo importante por fuertes fenómenos costeros afectará a la costa de Valencia, mientras que tendrán aviso amarillo las provincias litorales gallegas y catalanas, Asturias, Cantabria, País Vasco, Murcia y Baleares, además de Castellon y Alicante.

Además, tendrán aviso naranja por precipitaciones que pueden acumular hasta 100 litros por metro cuadrado en 12 horas en Valencia y Alicantae, y el aviso amarillo, porque llegarán a 15 o 20 litros por metro cuadrado en 1 hora y hasta 60 litros por metro cuadrado en 12 horas, permanecerá activo en Castellón, Murcia, Almería, Albacete, Navarra y Guipúzcoa.

Mientras, el riesgo por vientos fuertes que soplarán con rachas de hasta 70 kilómetros por hora afectará a Castellón, Valencia, Alicante, Murcia y Albacete.

Este jueves, la AEMET espera que el este de la Península continuará bajo la influencia de la borrasca ‘Celia’, por lo que prevé abundante nubosidad en todo el país y precipitaciones en el extremo norte peninsular, que podrán ser persistentes en el extremo oriental del Cantábrico, y en el área mediterránea, donde además podrán ser localmente fuertes igual que en Baleares.

De forma más débil, dispersa y tendiendo a remitir por el oeste, pueden afectar a otras zonas de la mitad este peninsular. Al final del día podrán quedar cielos poco nubosos en el tercio occidental.

En cuanto a Canarias, espera precipitaciones débiles en el norte de las islas de mayor relieve. Aunque la entrada de polvo sahariano se prevé menor, en la Península y Baleares las precipitaciones aún irán acompañadas de barro.

Las precipitaciones serán en forma de nieve a partir de 1.200 a 1.500 metros en la Cantábrica occidental e Ibérica norte; desde 1.700 a 2.100 metros en Pirineos; a partir de 1.700 y 2.000 metros en las montañas del sudeste y habrá baja probabilidad, pero puede nevar a partir de 1.500 a 1.700 metros en el sistema Central e Ibérica sur.

La calima seguirá afectando a la Península, Baleares e islas orientales de Canarias pero empezará a aminorar su intensidad y las temperaturas máximas tenderán a subir en el suroeste peninsular, y bajarán en la mitad norte y Baleares, de forma notable en el alto Ebro y este de la meseta Norte.

Mientras, las mínimas subirán en el nordeste y bajarán en el noroeste. Se esperan heladas débiles y dispersas en la cordillera Cantábrica y Pirineos.

El viento soplará fuerte o con intervalos de fuerte del noreste en los litorales gallego, valenciano y balear. Del Poniente amainando llegarán al Estrecho y Alborán. Por su parte en el Cantábrico oriental, alto y medio Ebro soplarán vientos del noroeste y desde el noreste llegarán al resto del país.

Compartir:

Destacados