Movilidad con un perro en ciudad.

Compartimos un artículo muy interesante de la DGT, sobre los perros y la responsabilidad que esto implica a la hora de movernos por la ciudad y en coche.

EL PERRO EN LA CIUDAD 

Como peatón y responsable de nuestro perro, debemos tener unos conceptos claros:

• Calzada: Parte de la carretera dedicada a la circulación de vehículos.

• Zona peatonal: Partes de la vía reservadas a la circulación de peatones, son las aceras, andenes, paseos y refugios.

• Pipi-can: Zona destinada a los perros para que estos hagan sus necesidades.

• Zonas verdes: Parques y jardines destinados al esparcimiento de los ciudadanos.

Carril-bici: Zona destinada al uso exclusivo de bicicletas.

LO QUE NO SE DEBE HACER :

• Llevar el perro suelto, pueden causar molestias, accidentes o ser atropellados.

• Llevar el perro atado pero con correas extensibles que no permitan su control de una manera segura.

• Incumplir la normativa municipal, que es la que regula la tenencia de los perros, entre otros animales.

• Caminar cerca de los bordillos con los perros.

• Abandonarlo, si por algún motivo insuperable debemos separarnos de él, tenemos que buscarle alguien que se haga cargo del perro, abandonarlo es causa de accidentes y molestias.

• Cruzar la calle fuera de los lugares autorizados. Pasear con el perro por carriles-bici.

Llevar el perro suelto en el interior del vehículo, ya que puede molestar o distraer al conductor del mismo y ser causa de accidentes.

LO QUE SE DEBE HACER: 

• En el momento que adquirimos un perro o cualquier otro animal, también adquirimos el compromiso del cuidado del mismo, siendo además responsables de su comportamiento. Por ello, si no podemos cuidarlo adecuadamente, debemos buscarle alguien que se haga cargo del mismo, o bien llevarlo a una Sociedad Protectora de Animales.

• Debemos respetar siempre la normativa que regula la tenencia de perros y otros animales.

• El perro lo debemos llevar siempre atado y controlado cuando circulemos por zona peatonal, ya que al tratarse de un animal puede tener reacciones imprevisibles.

• El perro deberá ir por la zona más próxima a los edificios en el caso de qué circulemos próximos a la calzada, sin molestar al resto de viandantes.

• Debemos cruzar la calle con el perro por sitios autorizados, es decir por dónde lo haga el peatón.

Cuando viajemos con perros en el interior del vehículo, se colocará un separador que impida que ocasione molestias o pueda ser causa de distracciones.

EL PERRO Y LA SEGURIDAD VIAL

Los perros catalogados como potencialmente peligrosos, deberán llevar además un bozal.

Al igual que los vehículos a motor, los perros, deben ir perfectamente documentados, (seguro, permiso de circulación, ITV, etc), nuestro perro debe tener los siguientes documentos:

1- Cartilla sanitaria

2- Placa censal

3- Chip identificativo

4- Seguro de responsabilidad civil (Cuando proceda).

Esperamos que esta información os pueda ser de utilidad, como siempre el sentido común y el cariño a nuestros animales es lo que marca la diferencia en todo. Os dejamos links en caso de querer profundizar más en esto.

Links de interés:

https://www.dgt.es/es/

https://www.dgt.es/PEVI/documentos/catalogo_recursos/didacticos/did_adultas/el_perro.pdf

You might also enjoy