Los países bálticos expulsan a una decena de diplomáticos rusos

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) –

Estonia, Letonia y Lituania han anunciado este viernes la expulsión de un total de diez diplomáticos rusos por «actividades incompatibles con su estatus» entre las que figuran acusaciones de propaganda y como representantes del Gobierno ruso responsable de la invasión de Ucrania, condenada por estos tres países, fronterizos con Rusia y Bielorrusia, gran aliado de Moscú.

El Ministerio de Exteriores estonio ha declarado que tres miembros del personal con estatus diplomático de la Embajada de Rusia han sido declarados ‘persona non grata’ y tienen 72 horas para abandonar el país, según ha informado el subsecretario de Asuntos Políticos, Rein Tammsaar, en un comunicado recogido en la página web de la institución.

Los tres «han socavado directa y activamente la seguridad de Estonia y han difundido propaganda que justifica la acción militar de Rusia», según el subsecretario, quien ha reiterado una vez más el «firme apoyo de Estonia a la soberanía e integridad territorial de Ucrania».

«Al continuar su acción militar a gran escala contra Ucrania, Rusia viola el Derecho Internacional y sus compromisos internacionales voluntarios de la manera más atroz posible», denuncia Estonia.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, ha aprobado este viernes la expulsión de tres miembros del personal «en solidaridad con Ucrania en su lucha contra la agresión militar no provocada e injustificada de Rusia contra Ucrania, habiendo desempeñado miembros de los servicios de seguridad de la Federación Rusa un papel importante en la planificación y ejecución de esa agresión».

«Letonia condena enérgicamente la invasión de Ucrania por parte de la Federación Rusa y reitera la exigencia de que cese de inmediato la agresión militar de Rusia, así como acatar la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas de 16 de marzo de 2022 sobre este asunto, y volver al cumplimiento con las normas internacionales», ha añadido el comunicado.

Lituania, por último, ha informado de la expulsión de cuatro empleados de la Embajada rusa, a los que ha dado cinco días para abandonar el país tras una decisión adoptada «en solidaridad con Ucrania, que se ha enfrentado a una agresión militar rusa sin precedentes».

El Gobierno lituano ha reiterado su condena la invasión militar de Rusia a este país y expresó su pleno apoyo a Ucrania, que actualmente «libra la brutal guerra que el régimen ruso libra contra este estado soberano».

Los servicios especiales rusos participan activamente en la organización de estos crímenes contra la población pacífica de Ucrania, por lo que no queremos que los representantes de estas estructuras caminen sobre nuestra tierra y representen una amenaza para la seguridad nacional de Lituania», ha declarado el ministro de Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis.

Compartir:

Destacados