Los gatos viven una pesadilla en la UJA: PACMA alerta de la aparición de un nuevo cadáver con signos de violenta

Los gatos viven una pesadilla en la UJA PACMA alerta de la aparicion de un nuevo cadaver con signos de violenta

Jaén, 11 de diciembre de 2023 – La coordinadora provincial del Partido Animalista PACMA en Jaén, Noemí Pulido, ha denunciado ante el Juzgado de Instrucción nº1 de Jaén la nueva muerte violenta de un gato en las dependencias de la Universidad de Jaén (UJA). El animal apareció el pasado jueves 7 de diciembre, totalmente ensangrentado, con un ojo desorbitado y signos de haber sufrido una paliza. Pulido reclama al rectorado que acepte la implementación del método CER (captura, esterilización y retorno) para poder controlar la población de felinos en la zona y evitar nuevas masacres. 

Las imágenes son impactantes, pero no es la primera vez que un suceso así tiene lugar en la UJA: en junio de 2020 se registraron ataques al menos en otras dos ocasiones, resultando en otros nueve gatos muertos, entre ellos, cachorros. La Universidad informó en aquel entonces que, según las cámaras de seguridad, se trataría de la obra de una jauría de perros; explicación que no convenció ni a las protectoras de animales ni al PACMA

La Universidad se niega a colaborar

Tanto las protectoras que han tenido conocimiento sobre la situación de estos gatos como el Partido Animalista, han sugerido en numerosas ocasiones la posibilidad (ahora obligación, desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Protección Animal) de permitir la captura de estos animales para su esterilización y control, garantizando la reducción progresiva del número de individuos en la zona. Sin embargo, las autoridades universitarias se niegan, a pesar, incluso, del posicionamiento de alumnos que se han pronunciando a favor de la ética para con estos animales. 

El alumnado ha denunciado, a través de un comunicado, que la Universidad estaría difundiendo «información falsa» sobre estos animales, en relación a su estado de salud, los riesgos para la biodiversidad o supuestas enfermedades que podrían transmitir. 

«La única finalidad del CER es acabar con esta situación de forma ética, algo que se niegan a entender desde la UJA», sostiene la coordinadora. «Existe la falsa creencia de que la colonias existen por culpa de los alimentadores, y es todo lo contrario: los alimentadores se ocupan de colonias ya existentes e intentan frenar su crecimiento, que es precisamente lo que se está proponiendo aquí. El objetivo no es mantener la colonia, sino lograr que decrezca sin necesidad de matar«. 

Pulido considera que la exposición del cadáver maltratado podría tratarse de una provocación y ahonda en la necesidad de investigar para depurar responsabilidades, recordando que el maltrato animal es un delito tipificado en el Código Penal y castigado con hasta dos años de prisión.