Lisboa con Perro

Cada día las ciudades en europa se van adaptando a una nueva realidad, que es del turismo con perro. Son cada vez más las  personas y familias multi especie que viajan juntas y es por ello que tanto la hostelería como las ciudades se han ido adaptando a esta nueva realidad.

Esta semana queremos contaros nuestra experiencia en Lisboa, una preciosa ciudad, capital de Portugal y muy cerca para visitar si lo hacéis desde España.

Portugal es conocida por su fantástica gastronomía, sus calles y colorido, como también por el impresionante patrimonio cultural que tiene. Es un destino urbano donde poder escaparse con tu perro y disfrutar de una de las capitales de Europa.

Lo que si os advertimos es que no vais a parar de subir y bajar cuestas, es por ello es que conocida como la “ciudad de las 7 colinas”. Aunque encontraréis tantas terrazas donde reponer fuerzas que el esfuerzo valdrá la pena, especialmente si vas a disfrutar de un Pastel de Belem.

Las pastelerías más conocidas están en el barrio de Belem, que es también la zona donde se encuentra el Palácio Nacional de Belém, actual residencia del Presidente de la República. En el barrio de Belém también se encuentra el Monasterio de los Jerónimos y muchas terrazas y parques. 

MUSEOS

En Lisboa, como en muchas otras ciudades, la mayoría de los museos no admiten perros, pero podréis compaginar aquellas visitas en las que tendréis que ir solos con otras paseando por las calles y plazas.

En cuanto a los bares y restaurantes, no hay problemas, debido a la aprobación de una ley en 2018 que permite la entrada de los perros a los restaurantes y otros establecimientos comerciales siendo los propietarios de éstos, quienes tienen que decidir si los admiten o no.

En nuestra guía www.ikershiba.com podréis encontrar propuestas de restaurantes y cafés donde podréis entrar tranquilamente con vuestro peludo, aunque siendo una ciudad con tantas terrazas se hace fácil disfrutar de una buena comida o un buen vino al lado de vuestro mejor amigo.

 

MIRADORES

Otra buena opción, son los miradores, donde podréis estar con vuestros perros y disfrutar de las vistas de esta maravillosa ciudad, nuestra recomendaciones son el Mirador Nuestra Señora del Monte, uno de los más altos de la ciudad desde donde se puede observar el río Tajo, la Iglesia de Gracia, el Castillo de San Jorge y al tradicional barrio Mouraria.

TRANSPORTE PUBLICO 

En cuanto al transporte público es una área gris, en principio podéis subir con perro siempre que se respeten las normas y que vaya con correa, pero me nos hemos encontrado con la situación que no nos han dejado subir en un tranvía, supongo que depende del conductor y del tamaño del perro.

¿DÓNDE DORMIR?

En cuanto a alojamientos, siempre que Iker y yo viajamos procuramos alquilar un apartamento, para ir más a nuestro rollo, y en la mayoría de los casos aceptan perros. También hay hoteles que podréis encontrar en nuestra guía canina, pero nuestra recomendación es un apartamento, en la zona de Belém, muy cerca de todo y con un parque frente al Palacio Presidencial donde llevar a vuestro perrete.

En nuestro caso siempre los hemos buscado por la plataforma Airbnb.

OTROS PLANES

Muy cerca de Lisboa, os merece la pena visitar Cascais, Estoril Estoril, Azenhas de Mar, Sintra y su Parque Natural,  Nazaré y Alenquer donde podréis hacer la Ruta Alenquer – Monte de Montejunco y explorarlo todo con tu perro.

Nosotros solíamos pasar las tardes en Cascais en el pueblo disfrutando del fresco en las terrazas después de un día de caminata.

Lisboa os va a encantar y además es un destino bueno bonito y barato. Os dejamos algunas fotos de nuestro viaje así os animáis.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

You might also enjoy