La Casa Real belga cederá instalaciones para acoger a varias familias de refugiados ucranianos

BRUSELAS, 16 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Casa Real belga cederá algunas de sus instalaciones para acoger a varias familias de refugiados ucranianos llegados a Bélgica, en un gesto de solidaridad hacia los más de tres millones de ucranianos llegados a la Unión Europea en su huida de la guerra desde que hace tres semanas Rusia iniciara la ofensiva.

Se trata de dos casas unifamiliares que estarán disponibles a partir de abril, una vez se realicen obras de acondicionamiento y sean amuebladas, según ha explicado a la cadena belga RTBF Jan Smets, el presidente de la institución pública que gestiona el patrimonio de la Familia real destinado a fines sociales, ‘Donación Real’.

De este modo, los reyes Felipe y Matilde de los Belgas han decido ceder dos alojamientos con capacidad para tres familias cuya función habitual es acoger a personas con ingresos bajos, con el objetivo de ofrecer refugio «urgente» a ucranianos llegados a Bélgica.

Al menos 10.000 ucranianos han sido registrados ya en los centros de acogida abiertos en Bruselas para recibir a los desplazados por la guerra rusa y cumplir los procedimientos urgentes para darles la protección temporal acordada por la UE para garantizarles permisos de residencia y de trabajo durante al menos un año desde su llegada.

Según recoge la cadena RTBF, no es la primera vez en que la Familia real belga tiene un gesto de este tipo con refugiados ya que existe un precedente en 2010, cuando una familia de afgana pudo instalarse en una vivienda del patrimonio real cedida por los entonces reyes Alberto y Paola.

Compartir:

Destacados