Kim Jong Un asegura que Pyongyang seguirá desarrollando «medios de ataque potentes» en Corea del Norte

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) –

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha asegurado este lunes que Pyongyang seguirá desarrollando «medios de ataque potentes» para reforzar la capacidad de defensa nacional, días después de que Pyongyang confirmara haber lanzado un misil balístico intercontinental ‘Hwasong 17’.

El mandatario ha afirmado que Pyongyang «seguirá alcanzando el objetivo de reforzar las capacidades de defensa nacional y desarrollará más medios de ataque potentes para equipar al Ejército Popular», tal y como ha recogido la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

«Debemos ser fuertes en cualquier circunstancia para defender la paz, acelerar la construcción socialista y ser responsables de la seguridad de las nuevas generaciones, libres de cualquier amenaza», ha declarado Kim Jong Un.

El líder norcoreano ha realizado estas declaraciones mientras celebraba una sesión fotográfica con funcionarios y científicos que contribuyeron al «exitoso» lanzamiento de prueba del ‘Hwasong 17’, según la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA).

Así, Kim Jong Un ha resaltado que un país puede prevenir una guerra y garantizar su seguridad sólo cuando está equipado con «formidables capacidades de ataque» y «un poder militar abrumador que no puede ser detenido por nadie».

A su juicio, el desarrollo de la defensa nacional habría sido «impensable sin la confianza y el ardiente patriotismo de todo el pueblo, que ha prestado un apoyo y un estímulo incondicionales y absolutos a la sagrada e indispensable causa de construir la disuasión bélica nuclear del país».

Las autoridades norcoreanas confirmaron el 25 de marzo que el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, presenció el ensayo del lanzamiento del misil intercontinental ‘Hwasong 17’, la primera prueba de este tipo desde 2017.

Este misil balístico intercontinental, lanzado desde el Aeropuerto Internacional de Pyongyang, voló 1.090 kilómetros durante 4.052 segundos mientras alcanzaba una altitud máxima de 6.248,5 kilómetros antes de alcanzar su objetivo en el mar del Este, según recogió la agencia KCNA.

La Unión Europea condenó el ensayo balístico de Corea del Norte, asegurando que supone una amenaza a la seguridad y paz regional y viola las resoluciones de Naciones Unidas.

Asimismo, los ministros de Exteriores del G7 pidieron a Corea del Norte que abandonara «total, verificable e irreversiblemente» sus programas relacionados con el desarrollo de armas de destrucción masiva y misiles balísticos.

Compartir:

Destacados