India declara el estado de alerta para hacer frente a una ola de calor sin precedentes

fotonoticia 20220430162721 1920

31/05/2020 31 May 2020, India, Prayagraj: Boys jump into Ganga river to beat the scorching heat while the nationwide coronavirus (COVID-19) lockdown continues. Photo: Prabhat Kumar Verma/ZUMA Wire/dpa POLITICA INTERNACIONAL Prabhat Kumar Verma/ZUMA Wire/dp / DPA

NUEVA DELHI, 30 Abr. (DPA/EP) –

El Gobierno indio ha declarado el estado de alerta para hacer frente a la ola de calor que ha llegado al país en los últimos días, especialmente sofocante en el norte, y que ha desencadenado temperaturas de hasta 47º en la ciudad de Banda, en el estado septentrional de Uttar Pradesh.

El noroeste y el centro de India experimentaron su abril más caluroso desde que comenzaron los registros meteorológicos hace 122 años, según ha avisado este sábado el jefe del Departamento Meteorológico de India, Mrityunjay Mohapatra.

La ola de calor podría intensificarse en los próximos días y las temperaturas podrían cruzar la marca de los 50 grados en el norte de India, ha avisado Mohapatra, quien ha indicado que el mes que viene suele ser el «mes más caluroso» según las tendencias.

En la última semana, varios estados del país han padecido además una crisis eléctrica en medio de la escasez de carbón debido al aumento del consumo de electricidad.

Muchas regiones, incluidas Delhi y sus alrededores, han sufrido cortes de energía y escasez de agua.

India usa carbón para la generación de electricidad y las autoridades están operando trenes adicionales que transportan carbón a los estados para superar la escasez, informaron los medios nacionales.

India es casi el lugar más cálido del planeta actualmente, informó Accuweather, y agregó que algunos indios culpaban al cambio climático por las temperaturas abrasadoras.

Según la Organización Meteorológica Mundial, «es prematuro atribuir el calor extremo en India y Pakistán únicamente al cambio climático», sin embargo, continúa la agencia, «es consistente con lo que esperamos en un clima cambiante».

La temporada de verano de la India, que comienza en abril y continúa hasta principios de julio, cobra decenas de vidas debido a la insolación y las infecciones gastrointestinales. Pero los expertos dicen que la ola de calor llegó a principios de marzo incluso cuando las temperaturas promedio de verano han aumentado anualmente.

En lo que a Pakistán se refiere, las han puesto a los servicios de rescate en alerta máxima ante la amenaza de inundaciones repentinas en el norte del país debido al rápido deshielo de sus glaciares por la ola de altas temperaturas.

«Hemos alertado ya a la autoridad de gestión de desastres y a las comunidades vulnerables», ha declarado este sábado el jefe de Protección Ambiental de la provincia de Gilgit-Baltistán, Shahzad Shigri.

Los glaciares de las cadenas montañosas del norte de Pakistán (el Hindu Kush, el Himalaya y el Karakorum) se están derritiendo rápidamente debido al aumento de las temperaturas que ha creado más de 3.000 lagos en Gilgit-Baltistán y Jíber Pajtunjwa.