FBI y Guardia Civil intervienen documentos y dispositivos durante el registro del yate ruso ‘Tango’ en Palma

La embarcación seguirá retenida por el momento

PALMA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) –

Agentes del FBI, del Homeland Security Investigations (HIS) y de la Guardia Civil han intervenido varios documentos y dispositivos informáticos tras el registro llevado a cabo este lunes en el interior del yate ruso ‘Tango’, retenido temporalmente en Palma desde hace semanas y vinculado al magnate Víktor Vekselberg.

Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press, el objetivo es corroborar la identidad del propietario de la embarcación, de 78 metros de eslora y valorada en más de 90 millones de euros, que seguirá paralizada en el astillero de Palma por el momento.

El yate tiene bandera de las Islas Cook y está registrado a nombre de una sociedad radicada en las Islas Vírgenes Británicas, que a su vez está administrada por sociedades de Panamá, todo ello siguiendo una compleja trama financiera y societaria para ocular la verdadera titularidad del mismo.

En cuanto al magnate, se trata de una persona muy próxima a Vladimir Putin y aunque por el momento no se encuentra sancionado por la Unión Europea, sí lo está por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, donde se le investiga por fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad documental, en relación a la ocultación de la propiedad real de este yate de lujo para evitar las sanciones.

Las actuaciones se han llevado a cabo después de que el juzgado de instrucción número 2 de Palma haya recibido una comisión rogatoria de Estados Unidos para ello. Además, se han desarrollado conjuntamente por la Jefatura de Información de la Guardia Civil, el Grupo de Información de la Zona de la Guardia Civil de Baleares y miembros de las agencias federales FBI y HIS de Estados Unidos bajo la dirección del juzgado de instrucción número 2 de Palma.

Cabe recordar que el yate ‘Tango’ está en el punto de mira desde hace varias semanas, cuando también se retuvo provisionalmente en Port Adriano el ‘Lady Anastasia’, que fue la segunda embarcación retenida en España una vez acordadas las sanciones a Rusia.

Compartir:

Destacados