España, el cuarto país de la UE con más impuestos en el recibo eléctrico para los hogares

El país concentra la mayor cuota de contratos a largo plazo de electricidad en Europa y figura entre los más baratos

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) –

España es el cuarto país de la Unión Europea con más impuestos en la factura eléctrica a los hogares, según datos de Eurostat correspondientes a la primera mitad de 2021 en relación a un año antes.

Encabezan el podio de países con mayores impuestos en el recibo de la luz a los consumidores domésticos Dinamarca, Alemania y Portugal. Tras España, completan el ‘top ten’ de países con más carga impositiva Polonia, Austria, Eslovaquia, Italia, Chipre y Bélgica, por este orden.

Así, al impuesto de producción eléctrica, que es el que está cedido a las comunidades autónomas, hay que sumarle los peajes y el IVA. En la actualidad, este último está reducido temporalmente al 10% desde el 21% habitual.

Para hacer frente a la actual tensión de precios, el Gobierno ha prorrogado hasta el próximo 30 de junio las rebajas de impuestos vigentes a la electricidad, los descuentos adicionales del bono social y las ayudas para los consumidores industriales.

Por otro lado, según los últimos datos de la Agencia Tributaria, en noviembre de 2021 se recaudaron 955 millones de euros a través del impuesto especial a los hidrocarburos. En ese mes, el 69,5% fue recaudado por las comunidades autónomas y corporaciones locales, y un 30,5% por el Estado.

A esos impuestos hay que sumar los peajes, lo que se cobra para financiar la construcción de las infraestructuras, y el IVA.

ENTRE LOS PRIMEROS PAÍSES EN NÚMERO DE PPAs

Cabe destacar que España ocupa además los primeros puestos en Europa por el número de contratos a largo plazo -PPAs- en electricidad de Europa.

En concreto, en el cuarto trimestre de 2021 se firmaron PPAs con las compañías a 34 euros MWh para plantas fotovoltaicas, colocándose, así como el país con los precios más baratos de todo el Continente, según datos de la consultora LevelTen Energy.

Estas cifras ganan transcendencia en un momento como el actual, en el que el precio del gas ha disparado el coste de la energía.

Los precios cerrados con energía solar española aumentaron un 11,5% durante el cuarto trimestre, hasta los 34 euros por MWh, según el Índice de Precios de PPAs -LevelTen Energy PPA Index-.

Según fuentes del sector eléctrico consultadas por Europa Press, esto fue debido a dos factores: el reciente real decreto del Gobierno sobre los límites a los ingresos, que está desincentivando el desarrollo de algunos nuevos proyectos y la subasta prevista para la primera parte del año de 500 MW, que podría llevar a los promotores a retrasar la presentación de ofertas en el mercado.

En el caso de la eólica, los PPAs eólicos en España se sitúan entre los más bajos a un precio medio de 34 euros/MWh, siendo así el segundo país más barato, solo por detrás de Finlandia con precios de 30 euros.

Gracias a estas cifras, España se situó en 2021 como el país con mayor cuota de contratos a largo plazo de Europa, con el 28,7%, seguido de cerca por Italia con el 26,91% y Reino Unido con el 12,56%.

PRECIOS DE FOTOVOLTAICA Y EÓLICA PARA 2023 Y 2024

Además, los precios que se están cerrando para 2023 y 2024 están bastante alejados de los precios de mercado actuales. De hecho, las compañías están firmando contratos para 2023 a 51 euros para plantas fotovoltaicas -y de 35 euros para 2024-.

Estas cifras son todavía más bajas para los parques eólicos: 32 euros para 2023 y 34 euros para 2024.

Un PPA (Power Purchase Agreement por sus siglas en inglés) es un acuerdo o contrato de compraventa de energía a largo plazo entre un desarrollador renovable y un consumidor.

Las compañías energéticas españolas están impulsando estos contratos para dar estabilidad, certidumbre y predictibilidad a los grandes consumidores de energía.

En el caso del grupo Iberdrola, cuenta con una dilatada experiencia en este sector y gestiona dichos contratos en países como Estados Unidos, Reino Unido, España, México y Australia, habiendo suscrito ya acuerdos con Amazon, Apple, Facebook y Nike, entre otras compañías.

En España, la compañía presidida por Ignacio Sánchez-Galán ha promovido esta modalidad de contratos con empresas de diferentes sectores: banca, telecomunicaciones, sector cervecero, distribución, marcas deportivas y farmacéuticas.

Uno de los más recientes es el de Danone España, que se unió a Iberdrola para impulsar la creación de la planta fotovoltaica más grande de Europa. El acuerdo garantiza el suministro de electricidad verde a largo plazo a todas las plantas de producción de Danone y sus manantiales en España, situados en Asturias, Barcelona, Girona, Guadalajara, Granada, Madrid y Valencia; así como a sus centros logísticos y oficinas.

A esta alianza se han sumado los proveedores de Danone, Graham Packaging y Salvesen Logística.

Compartir:

Destacados