Todo lo que necesitas saber de la tos de las perreras

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Muchas veces no sabemos del todo, muchas de las afecciones que pueden sufrir nuestras mascotas, por ello hemos acudido a Jose Ignacio Ballester, veterinario en AniCura Velázquez Hospital Veterinario quien ha respondido nuestras dudas.

P- ¿Qué es la tos de las perreras?

R.- La tos de las perreras, también conocida como traquebronquitis infecciosa canina (TBI), es una enfermedad de aparición aguda, localizada en las vías aéreas y producida por varios agentes infecciosos entre los que destacan: la Bordetella bronchiseptica, el adenovirus canino tipo 2 y el virus de la parainfluenza.

P- ¿Cómo se contrae?

R.- Los signos clínicos suelen aparecer entre 3 y 10 días post contacto con un perro con esta enfermedad y suele ser diseminada a través de tos o estornudos. También se puede contraer si se comparten alimentos o platos de comida o agua que han tenido contacto con un animal afectado.

P- ¿Qué síntomas nos alertan que nuestro perro pueda sufrir de esta enfermedad?

R.- Suele desarrollarse de manera repentina una tos seca e intensa tras el contacto con un animal infectado. La tos se suele presentar con el ejercicio, cuando presionamos el cuello con la mano o cuando paseamos con una correa, en algunas ocasiones puede aparecer de manera espontánea. En algunos casos tras un episodio de tos seca intensa se puede producir un vómito blanco espumoso. 

P- ¿Cuál es el tratamiento a seguir? ¿Cuándo debemos ir al Veterinario?

R.- En los casos de traquebronquitis infecciosa canina, o tos de las perreras no complicadas, se recomienda reposo durante al menos 7 días evitando el ejercicio y los estados de excitación con el objetivo de minimizar los episodios de tos excesiva. En estos casos los antitusígenos y antiinflamatorios suelen ser útiles y hay que tener en cuenta que en algunos casos afectados por Bordetella, la tos puede persistir hasta 30 días. En los casos que presenten afectación sistémica con un recuento leucocitario aumentado junto con una tos productiva o secreción nasal está indicado el uso de antibióticos. Este cuadro de características más graves se suele presentar en cachorros. 

Los síntomas de la tos de las perreras se pueden identificar fácilmente, si tiene un cachorro, o un perro adulto que presente algunos de estos síntomas clínicos debe consultar a un veterinario.

P- ¿Cómo podemos prevenir esta enfermedad?

R.- Se puede prevenir minimizando la exposición de nuestros animales al microorganismo, evitando colectividades de perros y mediante la vacunación. La capacidad de los perros para responder a las infecciones sin desarrollar síntomas clínicos graves se puede potenciar con una correcta nutrición, desparasitaciones periódicas y evitando situaciones de estrés.

P- Cualquier otra cuestión que desee comentar

R.- Actualmente existen en el mercado disponibles vacunas inyectables y vacunas intranasales.

La aplicación de la vacuna intranasal está indicada para la prevención de la “tos de las perreras” causada por el virus de la parainfluenza y la Bordetella bronchiseptica en cachorros y perros adultos sanos. Se administra en cachorros sanos a partir de las tres semanas de edad, y en perros adultos 72 horas antes de acudir a un lugar donde exista riesgo de infección por traquebronquitis infecciosa canina. La revacunación es anual.

La aplicación de la vacuna inyectable se puede poner en cachorros entre las cuatro y seis semanas de edad y después aplicar una segunda dosis de refuerzo entre 2 y 3 semanas más tarde.  El inicio de la inmunidad comienza a las 2 semanas tras la aplicación de la vacuna. Tanto en cachorros como en adultos se recomienda la aplicación de una dosis de recuerdo anual.