Los Perros Lobo

Los perros lobo son perros cruzados, uno de los padres es un perro domesticado y el otro un lobo gris. Aunque a veces se los conoce como híbridos, los lobos y los perros son todos miembros de la misma especie de Canis.
La primera cría documentada de un lobo y un perro tuvo lugar en Inglaterra a mediados del siglo XVIII. Sin embargo, no fue hasta la década de 1960 que se hizo común que los lobos grises (junto con los lobos de madera del este, los lobos rojos y los lobos etíopes) se cruzaran con perros para crear este compañero.


Los perros lobo, en general, no son mascotas tranquilas y tienen la capacidad de ser bastante agresivos. Esto significa que probablemente no sean una buena opción para una familia con niños pequeños o miembros de la familia que no pueden controlar a una mascota agresiva. Los perros lobo también difieren mucho de uno a otro; mientras que algunas son mascotas encantadoras, otras son extremadamente difíciles de cuidar en un hogar. Esta diversidad puede ocurrir incluso dentro de la misma camada.


La mayoría de los híbridos actuales son una mezcla de lobo gris y husky siberiano, malamute de Alaska o pastor alemán y se consideran perros lobo de “bajo contenido”.
Al igual que con cualquier otra mascota exótica, verifique la legalidad de los perros lobo en su país antes de considerar la adopción o la compra.


Tened en cuenta que los lobos son animales salvajes y están moldeados por presiones evolutivas que les permiten encontrar comida, mantenerse a salvo y producir descendencia. Pueden vivir sin la ayuda de los humanos.
Los perros evolucionaron de los lobos a través de un proceso de domesticación de siglos.


A través de este proceso, el comportamiento, el ciclo de vida y la fisiología de un perro se han alterado permanentemente de los de un lobo. En esencia, el proceso de cría selectiva ha ejercido un conjunto diferente de presiones sobre los perros, moldeándolos para que sean más dependientes de los humanos para su supervivencia y los ha hecho flexibles a nuestra forma de vida.


Los lobos y los perros maduran a diferentes ritmos, lo que hace que el desarrollo físico y mental de un animal híbrido sea impredecible. La madurez sexual de los lobos indica un cambio en la cantidad y el equilibrio de hormonas. Este cambio hormonal suele ir acompañado de cambios de comportamiento en el animal.
Si los híbridos son buenas mascotas o no, es quizás el mayor argumento. La realidad es que hay un animal con un potaje genético que incluye aportes de una línea de perros que ha sido domesticada a lo largo de los siglos recopilada con un aporte de un animal que no lo ha hecho.


Los perros lobo son quizás los animales más incomprendidos. Los defensores de los perros lobo dicen que pueden ser mascotas maravillosas, mientras que los oponentes argumentan que son impredecibles, intransitables e intrínsecamente peligrosos. Están permitidos en algunos lugares, prohibidos en otros y aparecen en las listas de prohibición de razas, junto con los pozos y otras llamadas “razas peligrosas”.


¿Y España? ¿Puedo tener un perro lobo?


Cada país tiene su propia normativa sobre la posesión de este tipo de animales, en España es ilegal poseer un lobo ibérico o una primera generación descendiente de ellos (denominada F1). Si se trata de un F5, es decir, 5 generaciones criadas en cautividad, la posesión no es ilegal, aunque se trate de un perro lobo ibérico con un 99% de lobo.

https://www.thesprucepets.com/pet-wolfdogs-1237356

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

You might also enjoy