El Observatorio de Ceuta y Melilla insta al Gobierno a «no caer en ingenuidades» respecto a Marruecos

Su director advierte de que el reino no renunciará a reivindicar las dos ciudades autónomas

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) –

El director del Observatorio de Ceuta y Melilla, Carlos Echevarría, cree que el Gobierno no debería «caer en ingenuidades» respecto a Marruecos en esta nueva fase de la relación que se abre entre los dos países puesto que no existe ninguna garantía de que el país vecino no vaya a seguir reivindicando la soberanía de las dos ciudades autónomas en un futuro.

En declaraciones a Europa Press, reconoce que el anuncio por parte del Gobierno de una nueva etapa en la relación con Marruecos en la que se garantizará la integridad territorial de España ha generado «cierta tranquilidad» en Ceuta y Melilla pero en el Observatorio consideran que no es algo que se pueda mantener en el tiempo.

Marruecos no ha asumido por ahora ningún compromiso y por el momento no hay garantías de que la entrada masiva de inmigrantes que ambas ciudades autónomas han registrado en el último año no vayan a repetirse en el futuro y que vaya a renunciar a su reivindicación sobre Ceuta y Melilla toda vez, incide Echevarría, que «la avidez territorial es un principio de la política exterior marroquí que no va a cambiar».

En este sentido, duda de que el Gobierno marroquí «vaya a comprometerse por escrito o de forma pública» a renunciar a su reivindicación sobre ambas ciudades y considera que lo más seguro es que como mucho acceda a «una declaración difusa» con motivo de la visita que este viernes realizará a Rabat el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

«Dudo mucho que se vaya a aclarar en el sentido que le gustaría a los españoles y que renuncie a seguir reivindicando» estos territorios puesto que es algo que va «contra natura» respecto a la postura coherente que ha venido manteniendo Marruecos desde hace años, sostiene el director del Observatorio.

MARRUECOS NO HA CAMBIADO

«España cree que ha obtenido un compromiso» pero lo cierto es que «Marruecos no ha cambiado» y aunque «uno es libre de creer lo que quiera», en este caso Echevarría apuesta por «no caer en ingenuidades», que recuerda que el anterior primer ministro marroquí ya dijo que una vez resuelto el tema del Sáhara habría que abordar la cuestión de Ceuta y Melilla.

El Observatorio publicó el pasado noviembre el informe ‘Las pretensiones de Marruecos sobre Ceuta y Melilla desde la perspectiva de la zona gris’ en el que se analizaban los pasos dados por Marruecos en los últimos años para ver si encajaban en lo que en geopolítica se llama zona gris y que lo que busca es alterar el ‘statu quo’ con otro país, en este caso España, y alcanzar con ello «fines similares a los de una guerra, pero sin guerra».

En él, se concluía «la posibilidad de que Marruecos esté desplegando una estrategia híbrida bajo el formato de la zona gris, con la mirada puesta en hacerse con la soberanía de Ceuta y Melilla sin forzar una guerra abierta». Pese a lo expuesto en dicho informe, resalta ahora Echevarría, el Gobierno parece haber mostrado «un desconocimiento del modus operandi de Marruecos».

Asimismo, advierte de que el cambio de posición del Gobierno español respecto al Sáhara, con el reconocimiento de que el plan de autonomía propuesto por Marruecos es «la base más seria, realista y creíble» para una solución, no resuelve este contencioso.

Por ello, Echevarría deja claro que los dos temas de fondo más importantes, la cuestión del Sáhara y Ceuta y Melilla, no han quedado fuera del tablero y alerta de que Marruecos está ahora en un «momento pletórico» tras el respaldo inicial que obtuvo de Estados Unidos a la marroquinidad del Sáhara y ahora con el apoyo español a su plan de autonomía.

Compartir:

Destacados