¿Sabías que la reina Victoria era una amante de los perros?

La reina Victoria, tuvo muchas mascotas a lo largo de su vida y su amor por los animales está muy bien documentado.

Su profundo amor por los perros le sirvió de inspiración para la escultura y la pintura.

Antes de ser reina, la joven princesa tuvo un perro de King Charles, llamado Dash. Fue su amado Dash, quien fue el querido compañero de su solitaria infancia en el Palacio de Kensington.

La vida de la reina Victoria puede, de alguna manera, estar vinculada a través de sus perros, porque estuvieron con ella desde su juventud hasta, literalmente, el final. En realidad, fue la compañía de un perro lo que pidió en su dormitorio mientras moría en Osborne, en 1901.

El Príncipe Alberto también era muy aficionado a los perros, trajo su galgo Eos a Inglaterra después de su matrimonio con la Reina Victoria.

Victoria y Albert hicieron mucho para popularizar a los perros como mascotas en los hogares de Inglaterra.

La reina también se convirtió en la primera patrocinadora de Battersea Dogs ‘and Cats’ Home en 1885.

La reina Victoria poseía una gran variedad de perros, incluidos perros salchicha, collies y pugs, y había hasta un centenar de perros alojados en las perreras reales, que estaban situadas en Windsor Great Park.

En 1888, la Reina adquirió en Italia su primer perro Pomeranian. Estaba enamorada de esta raza, llegando a tener hasta treinta y cinco en un momento de su vida.

Slay ‘era el Skye terrier favorito de la reina, que murió el 26 de abril de 1844 en el Palacio de Buckingham, su gran amor . ‘Islay’ tiene su propia estatua, en Sydney, Australia, en el Queen Victoria Building.

Los últimos momentos de la reina Victoria fueron con Turi, su querido perro.

 

https://www.historyextra.com/period/victorian/queen-victorias-pets-animals-dashy-dog-child-albert-melbourne/

https://www.rct.uk/collection/2105750/queen-victoria-with-turi-in-her-carriage

 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

You might also enjoy