¿Debo aceptar mascotas en mi casa rural?

En la actualidad, existen 13 millones de perros censados en España. Y según los principales indicadores, se cree que este número va ir aumentando en los próximos años. Es más, cada dueño gasta de manera anual en el cuidado, ocio y salud de su mascota entre 1.000 y 1.200 euros aproximadamente. 

¿Cuál es la tendencia en España? ¿Y en Navarra?

En Europa, los establecimientos dog friendly son comunes y no es necesario preguntar si aceptan o tienen servicios específicos para mascotas. En España, aunque esta tendencia esta más o menos asentada, todavía no alcanza los niveles europeos. 

Por otra parte, en Navarra, si bien tiene grandes parajes donde llevar a tu mascota, sigue sin ser una referencia dog fiendly cuando observamos las limitaciones en restaurantes y bares, sobre todo si comparamos con otras comunidades autónomas, tales como Cataluña o Madrid. Esta diferencia la vemos principalmente en la hostelería y en las ordenanzas municipales, las cuales hacen de Navarra un destino menos amigable para los animales de compañía.

Actualmente, el boom es tal, que se están abriendo establecimientos que antaño parecerían inverosímiles. Establecimientos como balnearios, peluquerías o tiendas de ropa exclusivamente para perros son algo cada vez más común en nuestro país.

¿Cómo es el cliente?

En este sentido, el dueño de una mascota o perro no responde a un perfil 100% definido. Puede tratarse tanto de una familia con mascota, como de una pareja o un grupo de amigos. Lo que si sabemos es que son clientes recurrentes y que están dispuestos a pagar más si el establecimiento acoge a mascotas.

Ya que existen muchos lugares que no son dog friendly, o lo que es lo mismo, no permiten o facilitan el servicio para animales, el hecho de que se admitan mascotas es un factor diferencial en la elección de alojamientos, espectáculos u hostelería. Los dueños de mascotas valoran mucho la predisposición de los propietarios de un establecimiento a admitir animales de compañía. Y en una casa rural, no es diferente. Una vez descubren un sitio acogedor donde ir con su perro, volverán y lo recomendarán a otros dueños de mascotas.

¿Me sale rentable aceptar mascotas en mi casa rural?

Esta es sin duda la pregunta que se han planteado todos los propietarios alguna vez. Si bien aceptar mascotas te expone a muchos más viajeros (recordemos que ya solo en España hay 13 millones de perros censados), las negativas de muchos propietarios no son sin fundamento. La limpieza que obliga una mascota, añadida a los arañazos y deterioro de los inmuebles, hacen que no sea sostenible para muchos propietarios el aceptar este tipo de clientela.

Por otra parte, las ventajas que nos va a aportar atraer a esta clientela son diversas. La principal de ellas: la lealtad. En el momento que aceptes mascotas, los dueños de mascotas repetirán en tu alojamiento. Si repiten en tu alojamiento, no tendrán que pasar por las OTAs y te ahorrarás su comisión. Las reservas que tengas a lo largo del año serán cada vez más de tipo directa, en vez de pasar por Booking o de Airbnb. 

Otra ventaja es que estos clientes aman la naturaleza, los animales, y por asociación, el mundo rural. No es lo mismo hacer un restaurante para perros (poco común) que una casa rural que acepte mascotas (muy demandado). Si rechazas mascotas, estas perdiendo un gran caudal de clientes.

Ahora bien, aceptar mascotas no es gratis. ¿Cuáles son los costes? El coste principal es el relacionado con la limpieza. Estos gastos, sumados al tiempo y esfuerzo, pueden llegar a ser excesivos para un propietario.

El coste de limpieza se ve amplificado en la medida en la que hay que desinfectar y limpiar más a fondo los rastros de los animales (garrapatas, pelos, excrementos) para evitar que futuros huéspedes puedan sufrir reacciones alérgicas. 

Para reducir o hacer más factible esta tarea, es recomendable habilitar una zona o área especifica dónde pueda estar la mascota. Aun siendo esta una gran idea, es posible que algunos huéspedes no la respeten, por lo que tal vez sea recomendable añadir medidas o normas adicionales.

En resumen, aceptar mascotas expone tu casa rural a más reservas, cuyos huéspedes repetirán, y te ahorrarás las comisiones de las plataformas. Si tu casa ya funciona, puede que hoy no tengas porque aceptar animales, pero si es probable que lo hagas en un futuro. Si tu casa rural no atrae reservas, esta puede ser una buena opción para conseguir impulsar tu casa.

CASAS RURALES DE NAVARRA

Desde Casas Rurales de Navarra estamos preparando una sección que clasifique a las casas rurales que admiten mascotas, de tal modo que los usuarios que busquen este tipo de alojamientos puedan hacerlo rápidamente. 

Para saber que locales admiten o tienen un servicio especializado para mascotas, los dueños de mascotas suelen usar aplicaciones, como por ejemplo Ikershiba, que les señalan aquellos lugares dog friendly. 

¿Quieres un equipo profesional que aplique estas y muchas mas ideas a tu casa rural? Consulta nuestros planes en la sección Anúnciate.

 

Jesús Basiano CEO Casas Rurales de Navarra

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

You might also enjoy