CAAN (Pontevedra) cerró 2021 como el mejor año de su historia con nuevo récord de 660 adopciones

2021 ha sido el mejor año de la historia del Centro de Acogida y Protección de Animales (CAAN) de la Diputación Provincial de Pontevedra. Si en 2020 se había batido un récord de adopciones, con un total de 583, el año pasado fueron 660 los animales que pudieron encontrar un nuevo hogar desde el centro, rompiendo también, como apuntaba Carmela Silva, el reto que se había planteado lograr 600 adopciones. La presidenta provincial felicitó una vez más al equipo del CAAN, encabezado por el médico veterinario José Luis Pedreira, y el diputado Manuel González, por el «compromiso y trabajo por el bienestar animal» que se ha reflejado en estos datos «extraordinarios», que suponen un incremento de 13, 2% de las adopciones. En 2022, además, son 14 las adopciones logradas: “Ahora el reto es llegar a las 700 y estoy seguro que lo lograremos”.


De las 660 adopciones de 2021, 1 fue en Portugal y el resto en España. La mayoría estaban en Galicia (574), seguida de Castilla y León (54) y el resto se repartían entre Madrid (13), Cataluña (5), País Vasco (5), Castilla la Mancha (2), Asturias (2), Comunidad Valenciana (2), Extremadura (1) y Canarias (1). De las tramitadas en Galicia, 502 adopciones fueron en la provincia de Pontevedra, 36 en A Coruña, 25 en Lugo y 11 en Ourense. El municipio con más adopciones fue Vigo (90), seguido de Pontevedra (52) y A Estrada (38), destacando también Poio (26), Meis (25), Sanxenxo (24) y Cambados (23).


Carmela Silva enfatizó que el desafío inicial de llegar a los 600 perros y perras adoptados ya se logró en noviembre con “Col”, quien viajó a su nuevo hogar en Ribadumia, y también resaltó que en 2021 se pueden dar a luz animales más mayores. en el CAAN: «Macarena», de 8 años, una mastín que había venido de Pontecesures; «Pitu», de 10 años, que había venido de Catoira; “Adia”, una pastora alemana de 9 años de As Neves, y “Paradita”, una mestiza de 8 años de Meaño. Actualmente, el perro que más tiempo pasa en el centro es ‘Posto’, un cruce de pitbull de tres años que lleva en el CAAN desde 2018, tras ser recogido en Redondela, y por el que se ha hecho un llamamiento para su adopción.

Otro aspecto destacado por Carmela Silva fue la reducción «notable» de la estancia de los animales en el centro antes de ser adoptados, que en 2021 fue de 69,6 días de media frente a los 123,8 días de 2020 (un 43,7% menos). “Vamos por el camino que tenemos que ir, modernizando las instalaciones, haciendo que tengan instrumental veterinario de la más alta calidad, digitalizado, moderno, haciendo que los animales estén cada vez mejor tratados y hay que destacar el excelente trabajo que hace el personal, que va muy lejos más allá de cuál sea su profesión”, dijo.
Los datos de adopciones excepcionales, que también aumentaron en el caso de las realizadas fuera de Galicia, son fruto de muchas claves, tal y como ha subrayado el veterinario jefe del CAAN, José Luis Pedreira, que ha agradecido a la Diputación los recursos destinados al centro” porque es una de las mejores formas de hacer nuestro trabajo con la mejor de las garantías.” Además de la motivación de la plantilla, Pedreira citó la búsqueda activa de colaboración a través de asociaciones y protectoras y, sobre todo, «la calidad de las adopciones». «Todos los perros salen del centro vacunados, identificados, desparasitados y castrados de forma gratuita.

El perro que se lleva se adapta a las necesidades de cada persona. Ese conjunto hace que el trabajo sea de mayor calidad y que la gente confíe en nosotros». adoptar». “Para estar a la vanguardia en bienestar animal necesitamos tener retos, que son los que nos motivan. Y superarnos es que cada día hay menos abandonos y más adopciones, así lograremos un mejor bienestar.

Recogida


En el otro lado de la moneda se encuentran 1.210 recolecciones de animales que se realizaron el año pasado, un 5,7% mas que en 2020. De estos, la mitad se pueden catalogar como abandono, ya que otros 608 animales pudieron ser recuperados por sus dueños en el lugar del aviso. (362) o en el propio centro (246). Este aumento de la recogida se ha roto con una tendencia a la baja que se ha manifestado en años anteriores, donde se había pasado de 1.788 en 2018 a 1.332 recogidas en 2019 y 1.144 en 2020.


Ante esta situación, la Diputación ha venido insistiendo en campañas de sensibilización y sensibilización, la última de las cuales es “EduCAANdo”, puesta en marcha a finales del año pasado dirigida especialmente a los niños de primaria de la provincia y cuya pieza central es el libro “ Bienvenidos a casa, Onza”, del que ya se han solicitado más de 1.500 ejemplares para el uso de este cuento como material didáctico en las aulas. «De hecho, los colegios pueden seguir pidiéndolo. Una vez que lo adoptamos, tenemos que cuidarlo y tiene que acabar con su vida en nuestra casa. Entonces hacemos un recurso de adopción y un recurso contra el abandono.


José Luis Pedreira también señaló las bajas tasas actuales de identificación de animales, citando que la mitad de los 608 animales recuperados por sus dueños carecían de chip. “Todos los perros y perras a estas alturas deberían estar identificados, porque haríamos menos el abandono”, dijo, tras repetir que todos los animales que salen del CAAN lo hacen con chip.


En ese sentido, Carmela Silva señaló que la nueva normativa estatal en materia de protección animal establece una serie de garantías por las que ya apostaba la institución provincial. “Lo que planteamos y estábamos implementando ahora está consagrado en una ley estatal que estoy seguro obtendrá mejores datos, especialmente cuando se trata de abandono y bienestar animal”, dijo.

Compartir:

Destacados