AniCura Aitana Hospital Veterinario implanta su primer marcapasos a un perro

  • Gracias al marcapasos, las mascotas con arritmias que no responden a tratamientos farmacológicos pueden volver a hacer esfuerzos y desarrollar una vida completamente normal
  • Tras una ampliación en 2021, la unidad especializada en medicina cardiorrespiratoria e intervencionista del centro cuenta con expertos profesionales y una tecnología sanitaria vanguardista

Valencia, 16 de marzo de 2022.- Algunos animales pueden padecer cardiopatías que precisan de un marcapasos exactamente igual que el que se implanta a las personas. Es el caso de los perros, los gatos e incluso los hurones. Con el objetivo de facilitar una vida completamente normal a estas mascotas, la unidad especializada en medicina cardiorrespiratoria e intervencionista de AniCura Aitana Hospital Veterinario ha implantado su primer marcapasos a un perro. 

“La implantación de un marcapasos es una técnica no invasiva en la que se debe acceder a la vena yugular. Requiere unos conocimientos importantes y un aprendizaje por parte del equipo, así como unas instalaciones adecuadas con medidas asépticas”, asegura Pablo Antonio Fernández Rodríguez, responsable del Servicio de Cardiorrespiratorio del Centro de Especialidades de AniCura Aitana Hospital Veterinario. “Nuestro centro -añade- dispone de tecnología propia y de profesionales con experiencia previa en realizar la telemetría, ajustar y revisar el marcapasos o poner uno de urgencia”.

En concreto, esta primera cirugía de marcapasos llevada a cabo por el centro se ha realizado a una Border Collie de tres años que mostraba signos de fatiga al correr. En el estudio completo que se le practicó -sanguíneo, endocrino, marcadores cardiacos, imagen cardiaca (radiografía y ecocardiografía) y estudio eléctrico mediante electrocardiografía- mostraba una bradicardia marcada, es decir, el ritmo de su corazón era muy bajo y no respondía a medicamentos, derivando en una disfunción nodal. 

“Lo interesante de este caso es que en el estudio Holter observamos que tenía esa bradicardia marcada todo el día, pero cuando se ponía a correr se producía un efecto contrario, una taquicardia supraventricular a frecuencias de 240 latidos por minuto (lpm). Por tanto, el tratamiento de esa arritmia, que sí se podía hacer farmacológicamente, necesitaba el apoyo de un marcapasos para mantener una frecuencia cardiaca mínima basal de 60 lpm”, explica el especialista, quien celebra que, tras la implantación del marcapasos, la perra juega y corre sin problemas. 

El marcapasos, un seguro de vida

Implantar un marcapasos es necesario cuando el paciente no responde a terapia médica. Esto es de vital importancia porque un perro con una bradicardia marcada no puede tolerar esfuerzos o realizar ejercicio, tiene desmayos o síncopes y puede acabar en fallo cardiaco o muerte súbita. 

El síndrome del seno enfermo y el bloqueo atrioventricular son dos de las patologías más comunes que producen arritmias. En el caso de la primera, es más común en razas como West Highland White Terriers, Teckel, Miniature Schnauzers, Boxers, Cocker spaniels. En el caso de la segunda, estos bloqueos de conducción o miocarditis pueden darse en cualquier tipo de perro o gato. “En mi trayectoria profesional he puesto marcapasos tanto a perros geriátricos con bloqueos como a un border collie de 9 meses que nació con una disfunción nodal”, comenta este especialista.

AniCura Aitana, un referente en Cardiología

Pablo Antonio Fernández Rodríguez llegó hace poco más de un año para crear la unidad especializada en medicina cardiorrespiratoria e intervencionista de AniCura Aitana Hospital Veterinario. En ese momento, además de reforzar su equipo humano, el departamento amplió en 250 m2 sus instalaciones, en los que se ponen a disposición del paciente estudios cardiológicos veterinarios tales como estudios radiológicos, electrocardiográficos de 12 derivaciones, estudios Holter de hasta 4 días y de alta resolución, etc.

A nivel de diagnóstico a través de imagen, el centro cuenta con un equipo potente de ecocardiografía del mercado, un Philips Epic 7 CVX2D que permite realizar modelos en tres dimensiones de las cámaras cardiacas para un diagnóstico más exacto y menos invasivo, hacer estudios de autostrain en pacientes oncológicos para valorar la cardiotoxicidad en segundos como se realiza en humana, así como valorar la válvula mitral para su tratamiento mediante intervencionismo o resolver defectos congénitos. Esta tecnología adquiere especial relevancia, por ejemplo, para valorar a los pacientes con la enfermedad más frecuente en cardiología veterinaria: la enfermedad degenerativa mitral o enfermedad mixomatosa. 

Además, dispone de un quirófano especial de intervención con un arco quirúrgico C Siemens Arcadis Varic; máquinas de anestesia de última generación y monitorización completa; desfibriladores bifásicos en caso de parada cardiaca o tratamientos de cardioversión en fibrilación atrial; inyector hemodinámico ACIST. Con esto se pueden resolver patologías congénitas como estenosis mediante valvuloplastias pulmonares o cierre del conducto arterioso persistente mediante implantación de un amplatzer ADCO de manera no invasiva.

Compartir:

Destacados

Míralos a los ojos

No se puede tener un corazón para las personas y otro para los animales. Esto es lo que